La fiera de mi niña; Aquellas screwballs tan maravillosas…

 

La mentalidad acaecida durante la gran Depresión, quizás ha quedado muy atrás o desvirtuada si la comparamos con la visión  postmodernista de nuestra sociedad actual, pero uno de mis principales objetivos tanto en el podcast como a través de nuestra web, es el de alejarnos de esta inmediatez que nos rodea ,y por defecto, el de explorar manifestaciones artísticas,  tanto cinematográficas como literarias, que se hayan realizado años antes de nuestro nacimiento o generación y poder adquirir junto a todos vosotros, una visión mas amplia.

Quizás lo que estoy exponiendo pueda parecer un tanto absurdo, pero lo cierto es que cada vez se repasa en una menor medida, la mayoría de las obras anteriores a este mercado cultural tan establecido, considero que es una autentica aberración, ya que explorar o investigar con el objetivo de alcanzar una cierta erudición sobre un tema, es algo que está intrínseco dentro de nuestra especie.

Las screwball, fue un subgénero cinematográfico muy popular en unos Estados Unidos sumidos en la gran depresión, en la que el público necesitaba evadirse de sus dramas, con unas películas enconadas dentro del género de la comedia y que se componían de diálogos rápidos, situaciones muy alocadas o ridículas, y por supuesto, regadas con una velada crítica hacia una alta sociedad que había conducido a esta sociedad a la miseria.

descarga (2)

La fiera de mi niña podríamos calificarla dentro de este subgénero, aunque considero también que esta obra trasciende mucho más allá, convirtiéndose en una obra imperecedera y totalmente indispensable dentro de la historia cinematográfica. Prueba de ello es que ochenta años después de su estreno, la estuve visualizando de nuevo días atrás, donde os confieso que no pude resistirme a soltar varias carcajadas.

 

Detrás de esta obra maestra, tenemos a uno de los mejores directores que nos ha regalado la industria cinematográfica norteamericana, Howard Hawks, autor del que me enamoré con westerns de su factura como Río Rojo, Río Bravo o El Dorado. Además de regalarnos estas joyas, este notabilísimo director, nunca tuvo ningún reparo por explorar varios géneros, obteniendo grandes clásicos del cine como Scarface dentro del Noir o el filme que vamos a reseñar dentro de la comedia.

 

Lo impresionante de La fiera de mi niña, es la increíble agilidad que posee, donde no baja el pulso y la tensión narrativa desde que comienza la película, algo que muy pocas veces suele ocurrir, y que, debido a ello, la convierte en una obra totalmente única e indispensable. Mucho ha cambiado dentro  del cine desde aquella época, pero lo cierto es que pocas comedias son capaces de mantener él puso que trasmitía el bueno de Howard Hawks.

También es cierto que la trama no podría desarrollarse tal cual, si no fuera por el trabajo que hacen en esta película la  dos estrellas de la pantalla que trabajan en ella; Cary Grant, actor quien dentro del humor siempre se supo manejar a la perfección, que en esta ocasión compartía protagonismo junto una arrebatadora y autentica amazonas como Katherine Hepburn, quien haciendo gala de las arquetípicas situaciones que sucedían en estas screwballs, interpreta a la mujer que guía a este personaje y quien le lleva a la fatalidad, el absurdo y lo surrealista.

images

Otro de los puntos que me parecen más que interesantes, es que, aunque se la puede considerar una cinta muy blanca o amable, se aleja en cierta manera de los típicos clichés románticos de la época, centrándose más en el absurdo de la situación, de la mentalidad de las clases mas adineradas y con un leopardo como leit motiv de una gran parte de la trama, que conforman una comedia muy pero que muy divertida.

descarga (4)

El juego que mantienen los dos actores es brutal, donde la Hepburn ejecuta su papel con un desparpajo realmente extraordinario y que conecta a la perfección con un Cary Grant que me fascina, sobre todo cuando hace estos papeles tan excéntricos y patosos, casi acercándose al ejercicio del clown, véase ejemplos como Arsénico por compasión de 1944 y dirigida por Frank Capra.

 

La historia puede parecer ¿Sencilla?, y trata sobre el personaje de David Huxler (Cary Grant) que es un paleontólogo un tanto despistado, quien esta a punto de casarse con una mujer anodina, llevando por conclusión una vida realmente aburrida y tediosa. Pero esto va a cambiar, ya que nuestro protagonista, va a necesitar una fuerte subvención por parte de una mujer muy adinerada, para mantener sus investigaciones en el museo donde trabaja, situación en la que se verá arrastrado irremediablemente hacia redes perpetradas por la sobrina de esta adinerada, Susan Vance (Katharine Hepburn), una joven consentida y alocada que le llevará hacia la fatalidad mas absoluta y desternillante.

descarga (1)

Viajar a través de la fiera de mi niña, es retroceder hacia unos tiempos en el que la comedia estaba enfocada dentro de un contexto más ingenuo, aunque pienso que soy bastante injusto calificándola de esta manera, ya que, a veces lamento o mejor dicho anhelo con encontrarme con este tipo de trabajos, puesto que me he especializado en demasía en tratar temas muy relacionados con la ciencia ficción o el terror, cuando en realidad también me siento agusto con este tipo de productos.

Lo cierto es que en la actualidad este tipo de comedias no suelen funcionar, algo realmente curioso, cuando nos encontramos ante una etapa en la que la creatividad no aflora considerablemente y en la que las grandes productoras solo hacen que realizar remakes o intentar reinventar o mejor dicho resucitar antiguos géneros o estilos, intentando dar con la tecla para obtener la mayor renta posible.

De momento tendremos que conformarnos, y no es poco, con revisitar esta verdadera joya de vez en cuando, para recordar otros tiempos, que tampoco es que fueran mejores, porque aquellos se encontraban en medio de una de las mayores crisis económicas que nos ha dado el capitalismo y con la pista de salida a lo que seria posteriormente la segunda guerra mundial.

images (1)

En fin… ser felices y disfrutar con esta obra maestra, puesto que es cine en estado puro.

2 comentarios sobre “La fiera de mi niña; Aquellas screwballs tan maravillosas…

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: