Dogman de Matteo Garrone

Mateo Garrone, quien ya me fascinó en Gomorra, se está consolidando como un director con personalidad y diferente, de esos a los que acudes al cine con solo oír su nombre, independientemente de si el argumento de su nuevo filme te pueda parecer interesante o no.

descarga

Esta claro que su filmografía no es perfecta y redonda, como por ejemplo pasa con Dogman, la película que en esta ocasión voy a reseñar, pero lo cierto es que cada vez que me topo con este autor, siempre queda un poso importante, tras haberle realizado un visionado, hacia alguno de sus trabajos.

Dogman es un trabajo que evoca al cine de los 70, lleno de violencia, suciedad y de una incomoda realidad que existe dentro de nuestra sociedad, pero que siempre y como buenos hipócritas que somos, solemos aparcar a un lado.

La película está ambientada en los años 80, concretamente ubicada en los arrabales de Roma y rodada en una de las localizaciones más sórdidas con las que me he topado en los últimos años, dentro de la filmografía occidental. Además, los sucesos que acontecen en esta obra están basados en hechos reales, en los que un cuidador de perros conocido como ¨Er Canaro¨ encarceló en una jaula y asesinó a un exboxeador que le estuvo acosando constantemente.

El filme de Garrone, al igual que en varios trabajos anteriores suyos, se inspira en sucesos que le rodean o de los que él es testigo, con la consecuencia de erigirse en cierta manera, como un digno heredero de uno de los movimientos artísticos más notables que nos ha regalado Italia, durante esta edad más contemporánea, El neorrealismo.

 

Lo más destacable del filme es en mi opinión la conformación de sus personajes, destacando por encima de todos el de su protagonista, Marcello, quien está interpretado magistralmente por Marcello Ponte, actor que se ha erigido con el premio como mejor actor, en esta última edición del festival de Cannes.

descarga (3)

Marcello es una persona bondadosa, que por circunstancias de la vida se ha visto inmiscuido en un mundo sórdido y oscuro, con el que tiene que intentar convivir en el día a día. Para ello regenta una peluquería canina, donde el espectador se percata de la extraordinaria empatía que posee el protagonista con los animales, y más en concreto con los perros, gracias a la gran cantidad de escenas costumbristas de las que se nutre la película.

A lo largo del filme seremos testigos de esa faceta tan llena de luz, sumándole a su vez, la maravillosa relación que tiene con su hija, pero también apreciaremos durante el desarrollo de esta historia, una oscuridad que le rodea y que le quiere someter a toda costa y que es en mi opinión uno de los temas más interesantes, que plantea la obra.

En esos claroscuros, veremos como Marcello trapichea vendiendo cocaína, y se relaciona con quien será su antagonista a todos los niveles, desde morales y éticos, como existenciales.

 

Este personaje es Simone, un exboxeador que encarna a un ser brutal, violento y despiadado, que se dedica a acosar a todo el barrio y especialmente a nuestro Marcello, por ser sobre todo una persona que siempre intenta rehuir de los conflictos.

images (1)

Paulatinamente veremos cómo esta relación en un principio de ¨amistad¨ o mejor dicho como una ¨extraña pero inevitable alianza¨ se tornará es una verdadera lucha racial por la supervivencia.

Debo reconocer que Simone me ha fascinado, ya que me evoca totalmente a seres primigenios o entidades creadas para acometer actos viles o con una violencia desmedida, y claro, esos conceptos siempre son muy fascinantes, ya que juegan con elementos arquetipitos muy intrincados dentro de nuestra mitología.

images

Se ha comparado mucho este trabajo con El perros de paja de Sam Peckinpah, algo que a mí no me suele gustar en demasía, ya que hacer agravios comparativos siempre puede llevarte a variar tu perspectiva, respecto a la película que vas a ver. En este caso si que aprecio que existen elementos similares, pero en mi opinión Perros de Paja es una joya del cine casi inimitable, que por cierto se encuentra dentro de mis obras favoritas de siempre, aunque eso no quita que el trabajo de Garrone no sea notable.

 

En términos generales pienso que Dogman es una película que hay que ver y que posee mucha fuerza, donde lo único malo en mi opinión es el final, ya que para mí es un poco pretencioso.

Pero sin duda alguna, es un trabajo realmente extraordinario, que se encuentra por encima de una gran mayoría de los estrenos efectuados durante esta temporada.

descarga (2)

Como reflexión personal e introspectiva, me quedo con lo fascinante que es conocer esos universos paralelos que cohabitan con nuestra realidad más pragmática, a veces duros y sórdidos, pero a su vez igual de atractivos que otros géneros que me encantan como puede ser el terror, la fantasía o la ciencia ficción.

 

Ver una película de Garrone es presenciar la vida sin ningún tipo de filtros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: