Infiltrado en el KKKlan y su buena dosis de humor antirracista.

Spike Lee nunca ha sido uno de mis directores mas predilectos, aunque eso no quita que siempre que acuda a visualizar alguno de sus nuevos proyectos, lo haga con la mentalidad abierta, dejando totalmente aparcados mis prejuicios.

Irónicamente y con relación a esta cuestión, uno de los temas que se tratan en el filme, es el de los prejuicios raciales, una temática que ya ha abordado el director de Atlanta en otras ocasiones, siendo en este caso menos pretenciosa, pero en mi opinión mucho más sincera y realista.

Desde La última noche, siempre he esperado con poder encontrarme con otro gran trabajo del señor Lee, con el que pudiera empatizar y emocionarme, y sinceramente, creo que Infiltrado en el KKklan es uno de ellos, y por defecto, una de sus mejores obras dentro de toda su filmografía.

descarga (2)

La factura técnica, la gran interpretación de sus personajes, y la mezcla de varios estilos como la comedia, el drama, el thriller o la denuncia social, sin excederse en ningún estilo por encima de los demás, conforman un equilibrio cinematográfico perfecto y hacen de este trabajo, una gran película.

La historia, aunque no lo parezca, esta basada en hechos reales, demostrándonos como siempre esa premisa de que, la que la realidad supera siempre a la ficción es verídica.  La trama se basa en las memorias del policía de ascendencia afroamericana Ron Stallworth, quien además de convertirse en el primer policía negro del departamento de Colorado Springs, consiguió infiltrarse dentro del Ku Klux Klan, toda una hazaña y por supuesto no exenta de cachondeo.

 

 

Este singular policía consiguió embaucar a los miembros de esta organización por vía telefónica, hasta el punto de entablar amistad y confianza con David Duke, una de las principales figuras de esta siniestra organización. Para poder infiltrarse dentro de este grupo racista, Ron colaboró con Chuck, un policía de raza blanca y judío que hacía de avatar suyo, cuando tenía que citarse físicamente con ellos.

Esta increíble historia se encuentra reflejada en las memorias escritas por el propio Ron Stallworth titulada como Black Klansman, quien actualmente se encuentra retirado y con la edad de 65 años.

Lo cierto es que en la historia real no consiguió desbaratar ningún crimen de sangre o acto realmente peligroso, a excepción de evitar alguna quema de cruces, control de manifestaciones y otros asuntos alejados de delitos que realmente pudieran atentar contra la vida de alguien ¿O quizás sí?, pero también es cierto que este hombre consiguió engañarles por completo, pudiéndose jugar su vida y dejando situaciones tan esperpénticas como las de disponer un carné de afiliación al Klan.

 

También me gustaría destacar en relación con la película, toda la ambientación de esta época que se encontraba dentro de todos los movimientos de la contracultura, una periodo apasionante y lleno de agitación que aquí está perfectamente trasladado, principalmente con relación a todas las apariciones de los movimientos relacionados con los Panteras Negras y del personaje de Laura Harrier.

2

Conocer a este policía me ha recordado a otras figuras que por cierto también fueron reales como las de Serpico, que por cierto también fue un hijo de esta contracultura, demostrándonos al mundo que en esas fechas también te podías encontrar con miembros de las fuerzas de seguridad, con ganas de cambiar el mundo.

El tono de humor negro utilizado por Spike Lee, consigue que la obra sea muy disfrutable, recordándome en ciertos aspectos a Paul Thomas Anderson o a Shane Black, principalmente en sus películas como Dos Buenos Tipos o Kiss Kiss Bang Bang.

Sin lugar a dudas este proyecto no hubiera funcionado tan correctamente, sino fuera por el gran trabajo de sus actores como John David Washington, Adam Driver del que pienso que es un grandísimo actor, Laura Harrier y en general por todo el reparto de sus secundarios.

images

Creo sinceramente que estamos ante uno de los grandes estrenos del año, donde por fin, este director ha conseguido alejarse de sus excesos como activista, para conseguir una película brillante, con un claro mensaje político, pero en este caso bien elaborado.

Me imagino que la parte final de este trabajo no será muy del agrado de Donald Trump, algo que realmente me satisface enormemente.

Me llevo una buena lección con este proyecto, donde los prejuicios nunca son buenos, donde sinceramente os confieso que yo si los tenia  hacia este filme y su director, por lo que os aliento a que los dejéis aparcados en la otra acera, porque esos sentimientos nunca llevan a ninguna parte.

 

En la actualidad vivimos con mucho odio y resentimiento, donde quizás necesitemos una buena dosis de racionalidad y como ocurre en esta película, de buen humor.

Quizás a base de risas y buen humor, podamos cambiar de una vez este mundo tan contaminado.

2 comentarios sobre “Infiltrado en el KKKlan y su buena dosis de humor antirracista.

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: